Pasar al contenido principal

ELIJA QUÉ DESEA REALIZAR

Product all link menu

PREPARACIÓN DE RAVIOLI FRESCOS EN CASA:

La masa para la pasta

INGREDIENTES:

  • 250 g de harina de trigo blando de tipo "00"
  • 250 g de harina de trigo duro (sémola)
  • 5 huevos enteros y agua hasta un total de 250 g

Vierta la harina en una fuente; añada los huevos y el agua en el centro. Mezcle todos los ingredientes para amalgamarlos bien. Trabaje con las manos la masa obtenida hasta que quede perfectamente homogénea y consistente. Si la masa queda demasiado seca, añada agua; si queda muy blanda, añada harina. Una masa perfectamente elaborada nunca debe pegarse en los dedos.

PREPARACIÓN DE RAVIOLI FRESCOS EN CASA:

La masa en hoja

Sitúe en regulador de la máquina en el número 0. Pase un trozo de masa a través de los rodillos, girando la manivela hacia la derecha.
Enharine ligeramente los dos lados de la lámina de masa obtenida y dóblela por la mitad. Vuelva a pasar la lámina por los rodillos lisos 5-6 veces hasta que la masa en hoja tenga una forma larga y regular.
Sitúe el regulador en el número 1 y pase una sola vez la lámina; después, sitúe el regulador en el número 2 y así sucesivamente hasta el espesor 6.

PREPARACIÓN DE RAVIOLI FRESCOS EN CASA:

El relleno

INGREDIENTES PARA EL RELLENO DE REQUESÓN Y ESPINACAS

  • 500 g de requesón
  • 500 g de espinacas
  • 100 g de parmesano
  • 1 huevo
  • sal y pimienta
  • Nuez moscada

 

Mezcle en un bol las espinacas con el requesón, añada el parmesano, un huevo y las especias. Bata el relleno con una batidora hasta que obtenga un compuesto homogéneo perfectamente triturado. El relleno no debe estar muy líquido.

PREPARACIÓN DE RAVIOLI FRESCOS EN CASA:

Corte de los raviolis

Introduzca la manivela en el accesorio. Doble en dos la lámina, enharine e introduzca un extremo entre los rodillos del accesorio, girando la manivela un cuarto de vuelta aproximadamente.
Separe las dos partes de lámina apoyándolas en los rodillos de metal. Enganche la tolva en el accesorio por encima de la lámina.
Vierta el relleno entre las dos láminas de pasta y gire lentamente la manivela. Añada, cuando sea necesario, más relleno.
Apoye la tira de pasta en un paño ligeramente enharinado y déjela secar unos minutos. Separe los raviolis uno a uno.
La pasta rellena puede ser cocinada en el momento o bien conservarse en la nevera durante 2-3 días. Para una conservación más prolongada, puede congelar la pasta.